Recomendaciones para controlar la aparición y diseminación de bacterias resistentes a los antibióticos

  • No automedicarse: No se debe consumir antibióticos que no hayan sido formulados por un médico, previo examen físico y estudios complementarios, de ser requeridos.
  • Seguir las indicaciones: La efectividad de los antibióticos depende de la cantidad y la regularidad con la que se consumen, por lo tanto debe respetarse la dosis, los intervalos de tiempo entre tomas y la duración del tratamiento; este no debe suspenderse ante la mejoría de los síntomas.
  • La promoción de la salud y prevención de la enfermedad: existen medidas sencillas para reducir la transmisión de infecciones en el hogar y en la comunidad, como el lavado de manos, la higiene alimentaria y la inmunización (o aplicación de vacunas).